Los Planetas, el Gordo y llorar de emoción con las noticias

Posted on Updated on

La semana pasada repasamos el pretérito perfecto con la secuencia didáctica “Un buen día. Los Planetas” de Luís Yaguas Santos publicada en la revista didáctica Marco ELE. La actividad es estupenda no solo para trabajar dicho tiempo verbal sino también para presentarles a los estudiantes una de las canciones más memorables del grupo granadino y activar sus opiniones sobre qué es un buen día en sus vidas.

 

También hablamos de lo contrario, de aquello que nos puede estropear un buen día; y uno de los primeros aspectos que saltó a la palestra fue enterarse de una mala noticia. La muerte de un familiar, una enfermedad, suspender un examen… son algunos de los imprevistos que arruinarían un buen día a mis estudiantes. Una de mis alumnas comentó lo afectada que se sintió con la muerte de Michael Jackson. El resto, en cambio, afirmó con contundencia que nunca les había arruinado un buen día (ni habían llorado) por la muerte de un famoso. Yo tampoco soy de lágrima fácil con las desgracias de las celebrities, pero en cambio lloro como una tonta cada año viendo el telediario del 22 de diciembre. Esta confesión me vino al pelo para, a tan solo una semana del sorteo, tratar el tema del Gordo de la lotería, un “clásico español” que debería estar presente en cualquier actividad de la clase de ELE en la que se trabaje la Navidad.

Mis conversaciones la noche del 21 de diciembre siempre han girado en torno a  la misma pregunta…”¿que haría si me tocara el Gordo?” (se puede usar el tópico del Gordo para trabajar las oraciones condicionales). Y el 22 de diciembre, despejada la incógnita, en lugar de rabiar de envidia por no ser la afortunada me emociono al ver el telediario de las 15h.

Por una vez en lugar de desgracias, corrupción, guerras, mentiras e injusticias los protagonistas de las noticias son los ciudadanos y sus historias personales. Llámenlo empatía o espíritu navideño; pero se me saltan las lágrimas viendo tanta felicidad, tantos agujeros tapados, tanto cava malgastado, tantos planes de futuro.

Advertisements